viernes, 25 de abril de 2008

Relieve, Clima y Hidrografia


El territorio tres regiones fisiográficas bien definidas: la región montañosa, que ocupa una franja central de NO a SE; la región de valles y yungas al S y SE; y la región de los llanos orientales, que se extiende al NE y E del departamento. El relieve montañoso está constituido por cordones de la cordillera Central o de Cochabamba, que surcan la parte central del territorio en sentido NO-SE.
Entre los se puede mencionar la serranía de Sejeruma, las cordilleras de Cocapata, Ayopaya, Mosentenes, Maso Cruz, Tunari, Confital y Tiraque, y las serranías de Catariri y Totora. Hacia el S del departamento hay valles, como los de Quillacollo, Vinto, Cliza, Tarata, Punuta, Parotani, Ayopaya, Mizque, Capinota y Arani, situados entre los 2 000 y los 2 8000 m de altitud. En la zona más meridional, a menor altura, se encuentra los yungas, como los de Corani, Chapare, Espitiru, Palmar, Vandiola, Totora y Pojo. La región de los llanos orientales, que tiene una pendiente de SO a NE, es llamada llanura del Chapare. Los valles ofrecen un clima templado, ideal para la actividad agrícola, con temperaturas medias anuales entre los 16ºC y los 19ªC y precipitaciones que van de los 400 a los 600 mm. En los yungas aumentan las temperaturas y las precipitaciones. En la alta montaña el clima es frío. En la llanura de Chapare. Los valles ofrecen un clima templado, ideal para la actividad agrícola, con temperaturas medias anuales entre los 16ºC y los 19ºC y precipitaciones que van de los 400 a los 19ºC y precipitaciones que van de los 400 a los 600 mm. En los yungas aumentan las temperaturas y las precipitaciones. En la alta montaña el clima es frío. En la llanura de Chapare las temperaturas se elevan hasta los 25ºC de media anual y se registran precipitaciones de 1 000 mm anuales.
Los ríos que recorren el territorio de Cochabamba pertenecen a la cuenca del Amazonas. Cabe mencionar los ríos Grande, Mizque, Isiboro, Corani, Chapare, Blanco, Chimoré y Sacta, que vuelcan sus aguas al sistema del río Mamoré, y los ríos Santa Elena y Altamachi, que son tributarios del sistema del Beni. La variedad de ambientes climáticos condicionados por el relieve propicia la existencia de distintos tipos de vegetación. En la llanura del Chapare hay sabanas con áreas de bosque húmedo; en los valles y yungas crecen bosques que menguan progresivamente con la altitud, para dar paso a estepas de altura y tundra de alta montaña. En Chuquisaca se encuentran los parques nacionales de Isiboro Securé, en la zona de los bosques amazónicos, y el de Tunarí, en la zona de los valles, donde se conserva un bosque de queñua.